variopinto

variopinto

Armagedón

Armagedón
(Por Alvaro Montenegro Muralles)

El viento me eriza los párpados. Las sombras de los largos cipreses permiten entrar cilindros de luz que parecen manchas de dálmata en el cuaderno que recibe mi tinta. Estamos en pleno amor recíproco: ella se queda durmiendo en el papel y yo deslizo la pluma lentamente. De la nada me cae en el ojo una chispa de luz que nace en la curvatura plástica de un encendedor que se mantiene recostado en la mesa de duelas; en una duela precisamente, donde el encendedor queda atrapado, como en una isla, brillando en su transparencia amarilla. Me acerco y veo el brillo crecer; ese brillo blanco que va expandiéndose hasta que el encendedor explota y truena liberando un humo negro. Siento ardor en el ojo cerrado. Veo negro puro. Luego de un rato, siento el zigzag horizontal de cuando las pestañas se abren lenta y pegajosamente. El Armagedón, podría decir Hollywood, no era un encendedor sino un meteorito que nos atacaba y teníamos que perforarlo y despedazarlo, debíamos entrar a su corazón y exprimirlo con los dientes; hacerlo gritar, desgarrarle el alma y matarlo, claro. Es una piedra que nos ataca, pero, ¿Cómo lo haríamos? La única experiencia que tenemos los terrestres en eso de taladrar hasta el mero fondo de un planeta es en esas plataformas de petróleo a medio mar. Son los únicos que lograrán taladrar lo suficiente para insertar una bomba y hacer que la piedra se diluya en el tremendo negro de la inmensidad. Y así, sólo así, salvarnos de la fatalidad. ¿Son -como dice Hollywood- los petroleros los encargados de salvar nuestro planeta? Echémosle una miradita al Golfo de México.

9 comentarios:

  1. ¡Felicitaciones! Excelente descripción.

    ResponderEliminar
  2. Bienvenido Alvaro, ojala nos compartas más de tu creatividad en los próximos martes.

    ResponderEliminar
  3. Bienvenido, sin embargo es más una descripción de noticia, que un cuento. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Concuerdo en que es una excelente descripción pero no es un cuento. Al inicio iba bien pero luego no desarrollaste la historia. Creo que el tema hizo que muchos se encaramaran en otras obras logrando bastantitos lugares comunes, te pasó a vos también. Si antes de llegar a hacer la alusión a la película hubieras escrito algo diferente o muy similar pero con tu toque, me parece que hubieras logrado un mejor resultado. Qué bueno tenerte por acá, esperamos seguirte viendo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la calurosa bienvenida. La próxima me apunto con un cuentito más elaborado, teniendo en cuenta sus opiniones.

    ResponderEliminar
  6. A mí me parece que empezó bien pero cabal que después se volvió una descripción y olvido la trama....¿el qué pasa en la historia? la acción, el verbo...y no el sustantivo (cuentos de canción?). Bienvenido pues....!!!

    ResponderEliminar