variopinto

variopinto

Recuerdos de tu fluido de Cowper

Recuerdos de tu fluido de Cowper

Por: Orlando Gutiérrez Gross

Aun recuerdo como tu pene se introducía en mi vagina, lo hacías tímidamente al principio, ayudándote con una mano, mientras tu boca se perdía en la miel de mis tetas. Te encantaba decir “tetas” y te excitaba más que yo pidiera que me las mordieras.

Mamita rica veníte para acá, que ando paradisimo –me decías-

No olvido cuando nos conocimos…eras el hombre más guapo que había en la faz de la tierra. No me importaba mucho que no fueras tan atento como yo lo esperaba, porque las cogidas que me dabas eran tan deliciosas que con eso bastaba. Me convertiste en una ninfómana. Todo el día pienso en las diferentes posiciones en que me ponías, como tu miembro sacaba ese líquido transparentoso que tanto me gustaba probar.

Ahora que no estás, no he vuelto a coger, no me atrevo a hacerlo, me da miedo. Siento que tu fantasma se llevará los recuerdos tan ricos que me dejaste, si llegás a verme con otro hombre.

¡Sos un insensible! ¡Te extraño!

7 comentarios:

  1. Lo del tema de fantasmas está más metido a la fuerza que tanga en gorda pero allí esta. Me pareció algo grotesco, mientras lo leía tenía en mente la sugerencia de censura de Cristina. La sigo sin apoyar pero ahora le encuentro sentido. Tal vez si desarrollara más el nudo, se me hizo demasiado simple.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario, de hecho era lo que esperaba, se que la historia no le gustará a muchas personas, pero nunca había escrito algo de este tipo, y considero que lo maneje bien.
    Saludos Manuel!
    Y Esteban, gracias por el ja ja

    ResponderEliminar
  3. A mí me encantó. Quien no haya sentido una calentura de puros recuerdos explícitos, que tire la primera piedra. No podré ser yo, ciertamente. Me gusta que nos permitamos armar historias con temas y palabras cotidianos, comunes a todos y que eso, al leerlo, resulte bello, visceral. ¿Qué más cotidiano, bello y visceral que un acto sexual? Me gusta haberlo atado al tema de fantasmas, además. Mejoras: Ahora que lo releo, me doy cuenta que el COMO de la primera línea, al igual que COMO del líquido transparentoso (en el antepenúltimo párrafo), deben ir tildados.

    ResponderEliminar
  4. Orlando, me gusta como escribes, pero este cuento es como un porno, la historia parece ser solo una excusa para utilizar las palabras que querías utilizar. Me pareció más un acto de rebeldía que un cuento. Pero bueno, también es válido. Solo para aclarar, yo,como Lucía, no tengo nada contra las palabras explícitas.

    ResponderEliminar
  5. Obviamente fue un acto de rebeldía, lo cual no está mal si inspira a la creación artística. Curioso el nombre de fluido de cowper, cada día se aprende algo bueno. Siento que faltó un poco más de historia, ya que se queda como una dedicatoria, como una carta, pero quizás para algún proyecto futuro se puede accesorizar.

    ResponderEliminar
  6. Claro que fue de rebeldía, censura? cero. Pero ja ja ja, por cierto el de los biblicos me está costando!

    ResponderEliminar