variopinto

variopinto

Making of

Making of
(Por Tania Hernández)
Editado

Me imagino una escenografía purista. Una habitación a media luz, la mesita de cristal, impecable y sobre ella, dos copas y una botella de vino. La música elegida, una mezcla de jazz y blues, conforma el soundtrack perfecto para la seducción. No creo que las historias de Nicolás tengan la pretensión del cine de autor. Tampoco que haya originalidad en sus argumentos. Se podría decir, sí, que tienen el encanto minimalista de una película porno. Ellas llegan a la cita en su apartamento, toman unas copas con él y luego se las lleva a la cama. Al día siguiente, la despedida, mentir con un “te llamo luego”, para finalizar con un primer plano de Nicolás frente al espejo y la voz en off de su ego recitando los créditos.

Pero la vida, aún la más monótona, no es una simple sucesión de remakes. De vez en cuando, como puede que suceda esta noche, a un director como Nicolás se le cruza un personaje como Sofía quien, haciendo alarde de un exquisito dominio de escena, le arrebata el guión y le cambia, en una sola toma, el género de la película.

El único problema de esto será que, luego de haber participado en el corto, Nicolás se quedará con ganas de seguir rodando, llamará a Sofía mil veces y le rogará un papel protagónico en su largometraje. No le va a ser fácil. La conozco bien y sé que es muy exigente en los castings.

Yo, por mi parte, tendré que esperar hasta mañana para que mi hermana Sofía me llame y me cuente si el desenlace de esta historia podría tener un Happy End.

9 comentarios:

  1. Si en esos cortometrajes la actriz lleva acabo un buen papel entonces será casi un echo que se queda con el papel protagónico del largometraje, bueno y cierto.

    ResponderEliminar
  2. Aunque la historia suena a lugar común, el lenguaje la salva de cierta manera y le da comicidad cambiándola totalmente. La longitud fue la perfecta, si lo llevabas más largo sí hubiera sido demasiado.

    ResponderEliminar
  3. Edy, sí, él le rogará, pero a ver si ella quiere ;-)
    Lester, me alegro mucho que te haya gustado.
    Quique, tienes razón, es un lugar común, aunque a veces me gustan los lugares comunes. Qué quieres que te diga, son muy útiles para la catarsis ;-) Para ser sincera, yo tampoco estoy 100% contenta con el resultado. Siento que a la seguda parte le falta algo.

    Gracias a los tres por los comentarios. Y me alegro que les haya dicho algo.

    Y disculpen que le faltó un "el" en "a juzgar por dominio escénico", debía ser "a juzgar por el dominio escénico".

    ResponderEliminar
  4. MANU, GRACIAS POR TU DILIGENCIA EN LA LLEVADA DE LA PAGINA...¡ESTA BIEN, BIEN CHILERA!

    ResponderEliminar
  5. y Tania, concuerdo con Quique...estaba por escribir algo muy, muy similar

    ResponderEliminar
  6. Es un gusto Juan y la mejor recompensa es ver cómo el espacio cada vez se está siendo más útil. Ojalá cada uno pueda invitar a sus amigos a que participen, escribiendo, comentando o leyendo.

    ResponderEliminar
  7. COncuerdo con Quique en que el tamaño fue el justo, sin embargo, siento que le faltó un "nosequeennosedonde" no te lo podría explicar.
    Besotes!

    ResponderEliminar